Archive for 21 octubre 2008

Miss Massachusetts Baby

octubre 21, 2008

El cielo enterraba las voces de los niños quejándose por el hambre. Cada cebolla dejaba lagrimas en los ojos de millones de cortadores de cebolla, todos al unísono eran como una sustancia informe que aspiraba abandonar la piel para destacar en un mundo sin ningún tipo de ideología o capacidad cognitiva.

 

 Aquel año el Sargento John Marcoks tuvo una visión, su pequeña hija Amy Sue Elisabeth tendría la oportunidad de presentarse a Miss Massachusetts Baby, por fin su familia tendría un reconocimiento público a la altura de lo que su padre, el Mayor Howard Marcoks, merecía.

 Helen, esposa y madre, se puso sus mejores galas. Henry, el hijo mayor, y Washington, el primo huérfano estaban preparados para hacer alguna que otra gamberrada. Con su pelo recién cortado y las uñas limpias tramaban como poner en jaque a la organización del certamen, llevaban meses esperando este momento, de la misma manera que el resto de la familia lo esperaba sólo que el resultado que deseaban era totalmente distinto, para ellos también era la oportunidad de demostrar al Mayor Howard Marcoks los nietos tan ingeniosos que tenían.

Hambre y camarón

octubre 20, 2008

-Un día tenía hambre.

-¿Qué día?

– ¡Un día! ¡¡Eso no viene a cuento!! El caso es que un día tenía hambre, y con tal motivo me comí un camarón y contento me quedé.

– ¿Tenías hambre, te comiste un camarón y contento quedaste?

– Eso he dicho, veo que lo has entendido.

Twilight María

octubre 14, 2008

 Desde que era un mico mi mayor placer ha sido comer galletas María mojadas en un vaso de leche con cola-cao. Comerme esa masa marrón blandurria alimentaba mis ansias de comer mas y mas galletas María hasta acabar con todo ese paquete envuelto en celofán.

 

 Tras el primer millar de galletas ingeridas decidí probar a mojarlas en otros líquidos. Primero fue en los batidos de Cacaolat, el resultado era parecido al del Cola-cao sólo que en frío. Tras los Cacaolat vinieron los batidos de fresa y Vainilla… pronto llegaron los Yoplait que daban un nuevo sabor a las María de toda la vida. Muy jugosas estaban también empapadas en Zumosol o acompañando a los petit-suisse…

 

 Creo que todo lo comenzó Triki, aquel monstruo de las galletas fue el que metió la necesidad en mi organismo de ingerir cantidades industriales del producto de Fontaneda.

 

 A medida que fui creciendo Espinete se iba y venía el horrible Astraco, menos mal que pronto llegaría Oliver, Benji y bola de Dragón. Galletas María con Coca-Cola, una prueba que no fue muy reveladora y que pronto abandoné, con Seven Up tampoco daba mucho resultado, quizás con Fanta de limón tuvo un toque más sabroso pero acabaron cayendo en el desuso.

 

 Llegó el mundo de la noche, los botellones de calimocho… Galletas con Calimocho! María con Martini! Las galletas con cubatas!! Cómo avanza la vida hermanos…

 

 Siempre quedará aquella famosa historia del “Juego de la  galleta”, que siempre alguien nos contó que conocía a unos que lo habían hecho y que nunca nadie hizo realmente… ¿o si?

 

 Post inspirado por:

http://www.elotrolado.net/hilo_twilight-maria_1111327