Hambre y camarón

octubre 20, 2008

-Un día tenía hambre.

-¿Qué día?

– ¡Un día! ¡¡Eso no viene a cuento!! El caso es que un día tenía hambre, y con tal motivo me comí un camarón y contento me quedé.

– ¿Tenías hambre, te comiste un camarón y contento quedaste?

– Eso he dicho, veo que lo has entendido.

Anuncios

Twilight María

octubre 14, 2008

 Desde que era un mico mi mayor placer ha sido comer galletas María mojadas en un vaso de leche con cola-cao. Comerme esa masa marrón blandurria alimentaba mis ansias de comer mas y mas galletas María hasta acabar con todo ese paquete envuelto en celofán.

 

 Tras el primer millar de galletas ingeridas decidí probar a mojarlas en otros líquidos. Primero fue en los batidos de Cacaolat, el resultado era parecido al del Cola-cao sólo que en frío. Tras los Cacaolat vinieron los batidos de fresa y Vainilla… pronto llegaron los Yoplait que daban un nuevo sabor a las María de toda la vida. Muy jugosas estaban también empapadas en Zumosol o acompañando a los petit-suisse…

 

 Creo que todo lo comenzó Triki, aquel monstruo de las galletas fue el que metió la necesidad en mi organismo de ingerir cantidades industriales del producto de Fontaneda.

 

 A medida que fui creciendo Espinete se iba y venía el horrible Astraco, menos mal que pronto llegaría Oliver, Benji y bola de Dragón. Galletas María con Coca-Cola, una prueba que no fue muy reveladora y que pronto abandoné, con Seven Up tampoco daba mucho resultado, quizás con Fanta de limón tuvo un toque más sabroso pero acabaron cayendo en el desuso.

 

 Llegó el mundo de la noche, los botellones de calimocho… Galletas con Calimocho! María con Martini! Las galletas con cubatas!! Cómo avanza la vida hermanos…

 

 Siempre quedará aquella famosa historia del “Juego de la  galleta”, que siempre alguien nos contó que conocía a unos que lo habían hecho y que nunca nadie hizo realmente… ¿o si?

 

 Post inspirado por:

http://www.elotrolado.net/hilo_twilight-maria_1111327

Copla del caballo

septiembre 24, 2008

Un caballo en mi cabeza defecó
estando yo de romería,
el rebujito a caca apestó
y yo me cagué en su tía.

Dos y dos son cuatro
Cuatro y dos son seis
Seis y dos son ocho
Y ocho dieciséis.

Catorce patas
un banco tuvo,
quince niñatas
con cabeza de cubo.

Carlos se adinera,
se zampa varios melones
se come una pera
cubierta de pipones.

Un perro con varios rabos
fue a defecar a la vía,
llegó un tren lleno de esclavos
procedentes de Andalucía,
eran de varios colores,
magenta, cian y sandía,
que no hay mejores amores
que los que se hacen en un día.

Charleston

agosto 4, 2008

 Desde dentro no podía verlo, desde dentro él pensaba que nada había cambiado… pero sólo desde dentro.

 

 Desde fuera todo era diferente, el mundo nunca volvería a ser igual. Por más que lo intentara, el mayor de los esfuerzos jamás haría regresar el universo exterior que había conocido, aunque el interior pareciera el mismo.

 

 Hace unas cuantas lunas Charleston retozaba con alegría en su chamizo junto a una de las jóvenes mas bellas de toda la región. Charleston tenía un don en ese sentido, siempre que había tenido necesidad de descargar su pasión no había tenido muchos problemas en encontrar pareja, pero también era sabido que no le duraban  mucho, al final ellas acababan cansándose de su carácter noble y afable y de sus pocas posesiones y acababan yéndose con otros agraciados jóvenes adinerados.

 

 Charleston dejó a su hermosa acompañante reposando en el chamizo y salió rumbo a lo que su sería su nueva vida, sin que él sospechara nada…

El principio de una historia

mayo 27, 2008

El principio de una historia, por más que queramos cambiarlo siempre está en la misma posición, al principio. Esta  historia todo comienza cuando menos te lo esperas y de repente ya estás metido en ella y sin saber como salir, o mejor aun, sin querer salir.

 

 La historia en cuestión se ve desde la mayor de las alturas, e incluso se observa desde la mas profunda de las fosas abisales, no hay lugar en el mundo donde nuestra historia no pueda disfrutarse, no puede sin embargo aventurarme a decir si fuera de nuestro planeta podremos seguir disfrutando de la misma manera de esta historia, pero tengo la esperanza de que si, de que en efecto todo está unido de alguna manera y lo que esta historia te hace sentir es lo mismo aquí que en cualquier punto del universo o en cualquier otra dimensión aun desconocida.

 

 Poco a poco nos sumergimos en un mundo de colores vivos, olores afrutados y sonidos nada estridentes.  La magia se mezcla con la ciencia, la lógica con la imaginación y los personajes fluyen como burbujas tras bellos corales. La sensación de tu cuerpo flotando, deslizándose bajo apacibles aguas cristalinas, sin estress, sin presión, con libertad total, en calma.

 

 Ahora, puede comenzar la historia…